martes, 14 de febrero de 2012

Tour del Sufrimiento 2012

“Yace en la ladera escondida del rincón de mi corazón,

la llama de honor invisible ante el oído despiadado de la razón. ¨

de Yira González Alemany.

No sabía. En mi interior del alma se cruzan el temor y el desistir por encontrarme con mis compañeros de MTB, los días del 27 al 29 de enero 2012. La raíz del buscar en mi terquedad y pasión por lo que quiero, voto por descubrir el sentido de las palabras que encierran mi visita por Jarabacoa, Constanza, Ocoa y San Cristóbal. Ya decidí. El agua en claridad brillante, que ahogada en el profundo mar del conocimiento, habita ahí las ansías por participar en el evento de Planet Bike: Tour del Sufrimiento (TDS).

Comienza mi ida y vuelta por esos lados del norte arriba del país. Montada en bicicleta observaba cada piedra y hermosos paisajes, que solo Constanza los tiene. Es mi forma de ver la naturaleza. El cuadro de tercera dimensión, en el que estoy, está pintado de azul de cielo, amarillo del sol y rojo iluso por la atmósfera del firmamento, que van formando gradualmente un naranja al que le llamo “el amanecer cautivador”. En cada monte arenoso y lodo, crece una pequeña flor de mariposa. Es verdad, si te fijas hay un pétalo o árbol sea alto o bajo, después de un monte o pedazo de tierra seca o poco agradable.

Meses antes, planifiqué mi viaje con ropa, accesorios, comida y entrenamiento con los grandes PEDALBOYS. Pero, no sabìa! al tipo de terreno donde iba a manejarme. Lo dejé de sorpresa. Se acercaba el dìa, algunos me miraban por todos los lados, a los ojos y me preguntaba si estaba segura de hacerlo porque el TDS es muy difícil. Sin embargo, los que tienen experiencia de 5+ años, me alentaban con continuar mi aventura sobre montañas.

El primer día 27 quería irme al ver que todos eran unos verdugos, con experiencia e historia deportiva avanzada. No me detuve al sentir la llama de superarme físicamente, de lo que puedo dar y estar bien con la tranquilidad del lugar. Sali del Rancho Bahiguate alrededor de las 11:00 a.m. La historia a partir de ahí es extensa y el resto será fragmentada en el tema “11 y 4”. En el camino en horas pasadas de las 5 quedaba por llegar a la Culata. Son las 6 y 15. Avanza el tiempo de rotación y se pone oscuro poco a poco. Nos paramos, mi compañero de travesía me insiste que debo ingerir una galletica CLIFF porque si seguimos asì llegaremos a las 10 de la noche. Me comí una entera bajo obligación. Estaba cansada, mis ojos parecía dos monedas de 25 pesos y lloré de impotencia. Entre el frío candente de la neblina, veo un vehículo de apoyo que nos dice que faltaban 18 kilometricos. Suspiré y digo en voz alta ¨vamos arriba¨. Llegando a Alto Cerro, pensaba que era plano e iba a descanzar, pero cuando vi que eso iba subiendo seguí. Ya decidí a las 7:30 pm.

Segundo y tercer días, mi cuerpo congestionado y mente estaban agotados a pesar de haber tomado pastillas. En el parque de Valle Nuevo me dormi un momento y me iba de lado como que la tierra madre quiere que me acueste sobre la cristalina arenilla. Recorrì las Pirámides en camioneta, San José de Ocoa en bici. De los mineros hacia casi terminando los Cacaos, me remolcaron necesariamente en vehiculo con Don Fefo y su equipo. En el entonces, conversamos de muchas cosas entre esas de cómo surge el nombre del “Tour del Sufrimiento”. En aquel tiempo un grupo de amigos salían a montar entre diferentes puntos donde pasaron calamidades y pena sin vehículo de apoyo ni con un jaquet que podía arroparse del frío. Don Fefo quiso más que una simple ruta y lo reunió en palabras. Para aprovechar la bola, me preguntan si quiero brindar a cada compañero ciclista un dulce. Acepté por entregar el delicioso y sabroso pilón para que les de empuje y energía, el cual con mucho gusto lo recibieron. Me monté en la bici cerca de los Cacaos, continué por la 6 de noviembre hasta tener mi certificado por los tres días. Recuerdo cuando estoy en Planet Bike de la Luperón, "there is no mountain to climb, always exists a certain possibility to do it. To reach the impossible."

El verdadero yo que está en ti, en mí, es internarte en ser nada ni nadie, despojarte de lo que dependas por un momento y saber la verdad de quien eres. Tu puedes y sabes lo que logras con solo intentarlo con entrenamiento y fuerza. La ayuda del Ser Supremo funciona más si lo deseas. En cada hoja de jazmin yace tu alma para sentir el aroma de la bella flor de tu corazón.

2 comments:

Publicar un comentario