lunes, 18 de julio de 2011

Sin Berrinches.

SIN BERRINCHES.
Click más imagenes Paseo de la Familia MTB a Mucha Agua
Una introspectiva de cualquier ciclista de montaña, su “sacrificio” lo que  tiene que aguantar. Una verdad que hay que ocultar para mantener el “Status Quo”: la felicidad de montear en bici.
Al menos tres días definen un ciclo de escapada formal para quienes aman la aventura al aire libre: el día que planeas la aventura (el del sigilo: hay que “enfriarse” para los permisos), el día que la realizas (el de la explosión de adrenalina: “soy invencible”), y el día siguiente (el de los achaques: “sóbame aquí”).

Un trato simple, pero de un valor incalculable:
Todo empieza con una conversación extremadamente ligera por uno de tus medios de socializar favoritos:   mtb1- Viejo, pa’donde vamo’ el finde?. mtb2- vamos a aplanar todas las lomas que hallan en el Higüero. mtb1- Hecho, sábado en el botánico a la 7am. mtb2- Chequea si alguien quiere venir, hablamos luego.    
Hay que “enfriarse” para los permisos: El “caco maquinando”.
Para los solteros quizás resulte un poco más simple por la “libertad” que disfrutan, pero para quienes tienen pareja(s) es más complejo. Esa conversación que acaba de leer genera en la cabeza de todos los involucrados toda una tormenta de pensamientos sobre como desprenderse de la familia por medio día, quizás un poco más, para ir a montar bici con los amigos, enlodarse, sudar, bañarse en el río, gozar a todo dar y luego hacerle creer que en realidad fue un “sufrimiento” o un “sacrificio” para hacer ejercicio y mantener la salud… jajaja a quien pretendes engañar , no puedes ocultar el brillo de satisfacción en tus ojos al llegar a casa extenuado luego de una faena sobre la bici, como bien dice el famoso humorista de Paramount Comedy Ignatius Farray “la bici es la droga de nuestros tiempos”.  
Para lograr el tan angustiado permiso se realizan muchos artilugios, en el más corriente de los casos se acude a un soborno sutilmente establecido por ambas partes, que puede ser algo como: “el sábado es tuyo y el domingo es mío”… (Como diría Don Corleone: "esto es algo un tanto delicado, mantengamosno al margen, así nuestros intereses no afectaran a los suyos, ni los suyos a los nuestros".) en todo caso se requiere de un buen bolsillo pues él será quien amortigüe “el valor incalculable del trato simple” jajaja.
La explosión de adrenalina: “soy invencible”.
Click para ver más imagenes 1ra Aventura Piedra Blanca- Ocoa.
Llegó el día X y todo está dispuesto: bici, amigos, clima, terreno, los “indispensables” que por regla se ponen en las invitaciones. Ya sobre la bici, dejando el asfalto y el tedio de la ciudad en suspenso, cuando miras a tu alrededor a esos locos con los que compartes “vicio”, no ves a un tipo sobre una bici… ves a un amigo, hermano, incluso la sensación de ser responsable de él como familia es la misma que él tiene cuando ve a su alrededor y te ve a ti. Kilometro tras kilometro la rueda completa cientos de ciclos mientras nosotros apenas estamos en medio de uno, pero es el mejor: la maraña del recorrido se impregna en tus gomas y te salpican la memoria, los químicos afloran mientras los olores delatan tu presencia y de mas como tu… y como yo. Trillos van y trillos vienen, subidas, bajadas, planos y falsos planos, raíces, lodo, ríos, el mundo bajo la capa vegetal que amortigua cuando te caes, si todo sale bien la naturaleza te premia con una explosión de adrenalina y la sensación de “soy invencible”, paisajes que solo la propia naturaleza puede superar y un recuerdo indeleble que provocará ese brillo en los ojos.
Y el día siguiente los achaques: “sóbame aquí”.

Click para ver más imagenes Paseo en la Romana

Es parte del trajín y vale mucho la pena: si la acción del fin de semana fue muy intensa para toda tu “ñoñería” te esperan unos días de recuperación, clásicas frases como “no lo vuelvo hacer”, “no salgo más con fulano” o “sóbame aquí” estará a flor de labios y nombres de analgésicos serán recordados. Si por el contrario la demanda del paseo estuvo a la altura de tus exigencias ya estarás planificando el próximo evento y a pesar de ello le querrás hacer ver a tu pareja que es un sacrificio, para mantener la salud y la figura, muy extenuante y que solo haces por él/ella. 

Por Carlos Brea.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

0 comments:

Publicar un comentario